Caminos con corazón…(I)

Hace más o menos  43 años escribí mi primer ensayo universitario.  Yo tenía  19 años y empezaba mi formación humanista de tres años antes de titularme como psicólogo clínico. Una de las materias que me asigné ese año fue ANTROPOLOGÍA.  Una de las tareas del catedrático fue escribir un pequeño ensayo sobre Antropología relacionada con la psicología.

conmigo llevo todo lo mio holga ommp

Por una de esas sincronías que a veces pasan y muchas veces dejamos pasar, cayó en mis manos una primera edición de LAS ENSEÑANZAS DE DON JUAN de, en ese entonces misterioso estudiante de antropología de la universidad de california llamado CARLOS CASTANEDA, originario de Perú y nacionalizado estadounidense (salú por aquello de los inmigrantes).

En este año se cumplen precisamente 50 años de la publicación del primer libro de Castaneda alrededor de su experiencia mágica con Don Juan Matus.  Existen muchas referencias al respecto del trabajo y los libros de Carlos Castaneda así como también muchas leyendas urbanas, contradicciones, refutaciones y análisis de su obra.

Mucho tiempo ha pasado desde la publicación del primero de 8 libros atribuidos al autor y mucho se ha contaminado sus aportes y planteamientos a partir de LAS ENSEÑANZAS DE DON JUAN.  El libro fue publicado en 1968 en el apogeo del movimiento HIPPIE y los antecedentes de lo que posteriormente se llamaría MOVIMIENTO NEW AGE que tanta tergiversación ha producido sobre los saberes y prácticas ancestrales, en gran parte motivado por el afán de lucro y el marketing del sistema de consumo. A pesar de lo anterior hay muchas enseñanzas que pueden rescatarse de ello si se cuenta con una buena dosis de discernimiento acompañado de una capacidad lectora interpretativa y crítica.

Uno de los temas que rescataba yo en ese entonces en el ensayo, a la luz del entusiasmo juvenil y de los tiempos que corrían con sus prácticas a veces clandestinas (en Guatemala estaba iniciándose una guerra interna que duraría hasta finales de los 90´s y cuyas consecuencias aún vivimos),  fue la idea planteada por Don Juan Matus a Castaneda sobre los Caminos del Guerrero. Transcribo aquí el párrafo sobre el que escribía en ese momento.

“…¿tiene corazón este camino? Todos los caminos son lo mismo: no llevan a ninguna parte. Son caminos que van por el matorral. Puedo decir que en mi propia vida he recorrido caminos largos, largos, pero no estoy en ninguna parte. Ahora tiene sentido la pregunta de mi benefactor, ¿tiene corazón este camino? Si tiene, el camino es bueno; si no, de nada sirve. Ningún camino lleva a ninguna parte, pero uno tiene corazón y el otro no. Uno hace gozoso el viaje; mientras lo sigas, eres uno con él. El otro te hará maldecir tu vida. Uno te hace fuerte, el otro te debilita…” (Las Enseñanzas de Don Juan, Carlos Castaneda)

No recuerdo ya nada mas de aquél ensayo, del comentario del catedrático y mucho menos de la nota que me gané, pero si recuerdo y hasta ahora lo tengo presente, la idea de que hay caminos y caminos: unos con corazón y otros no.

Parafraseando a otro de mis maestros, Carl Rogers, si en el proceso de convertirnos en personas somos capaces de desarrollar las habilidades necesarias para convertirnos en “guerreros”, podremos identificar cada vez mejor cuáles caminos tienen corazón y cuáles no lo tienen.

Lo que en aquellos tiempos hubiera podido calificarse (usando criterios de este momento) de pseudociencia y de charlatanería, tiene mucho que ver con un tema recurrente en las investigaciones y conferencias sobre neuropsicología en general y Trastornos del Espectro Autista particularmente:  La Teoría de la Mente.   Explicada en muy pocas e insuficientes palabras diríamos que la TDM se refiere a la capacidad para “ponernos en el lugar del otro” y “leer su pensamiento, sus emociones y sus necesidades”.  Esto es corrientemente llamado EMPATÍA o como lo llaman los autores del libro TEORÍA GENERAL DEL AMORA General Theory of Love) RESONANCIA LIMBICA.

El tema es extenso y apasionante. Dejo a ustedes “la espinita” para que busquen, lean, reflexionen y comenten sobre el tema.  Me parece que es un tema que puede servirnos de “mapa de caminos” para, precisamente, distinguir los caminos que tienen corazón y los que no lo tienen.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s