UN PASO NADA MÁS

 

puesta de luna 2 o luna con angel y dos soles. jpg

…Levantó el pie del escalón de la cápsula y pensó que no se parecía en nada a la arena volcánica de Monterrico.

El roce de la arena en los pies, la textura, la humedad, le eran familiares, pero esto parecía diferente.

En ese momento recordó la primera vez que su padre la llevó al mar: era de noche y había tormenta. Los rayos cortaban la negra cortina en el cielo y los relámpagos iluminaban por instantes la superficie de eso que llamaban mar.

Al instante cambió de imagen y luego recordó la luminosidad del Adriático la segunda vez que vio el mar, muchísimo tiempo después, desde el puente de mando de un deslizador solar de tres mástiles con las velas solares desplegadas y al fondo las casitas blancas con techo azul que cubrían toda la montaña.

…asentó el pie sobre la superficie verde azulada,  sintió la textura de terciopelo y vio la inmensidad de color magenta frente a ella,  iluminada con dos soles de fulgor apagado y la silueta de la nave madre…

4 comentarios sobre “UN PASO NADA MÁS

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s