El amor no produce discapacidad…

cartel amor discapacidad…a Galatea.

El viernes pasado muchas personas celebraban colectivamente «EL DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD». Se compartieron cartelitos, flores, regalos, cenas, citas, etc. La mayoría de esos emotivos intercambios se referían casi exclusivamente a lo que llamaríamos el amor romántico.

Aparte de las consideraciones económicas asociadas a la fecha, el concepto de amor al que se refiere la celebración del 14 de febrero es, cuanto menos, estrecha.

Uno de esos carteles decía EL AMOR NO DISTINGUE DISCAPACIDAD. Yo argumenté que sería mejor decir EL AMOR NO PRODUCE DISCAPACIDAD…y luego se me ocurrió agregar que LA INDIFERENCIA SÍ.

 

A pesar de la difusión por medio de las Redes Sociales y las páginas de Internet sobre el concepto de DISCAPACIDAD adoptado por las Naciones Unidas principalmente por medio de la CONVENCIÓN SOBRE LOS DERECHOS DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD , la idea de que la discapacidad es algo inherente a las personas continúa en la mente de la mayoría de la población.  Se cree que una persona ES DISCAPACITADA y que por SERLO merece trato especial, prebendas o privilegios.  Incluso un mal recordado congresista se atrevió a decir que «…los discapacitados son una carga para el país..» (palabras más o menos).

El concepto de DISCAPACIDAD desde el enfoque social dice que:

«La discapacidad es un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con deficiencias y las barreras debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás».

Este es un enfoque de derechos, lo que quiere decir que las personas con alguna deficiencia congénita o adquirida antes que nada son PERSONAS y como tales son sujetos de derechos como cualquier otra y que, dada su condición de deficiencia o disfuncionalidad, necesitan adaptaciones o acomodaciones en el entorno social general (no solamente en el aspecto físico o de infraestructura) que les faciliten el acceso a todos los derechos, servicios y oportunidades de tener una vida plena y digna.

Otro concepto recientemente promovido por colectivos de personas con discapacidad  y propuesto por el Foro de Vida Independiente en enero de 2005 es diversidad funcional que se plantea como un término alternativo al de discapacidad por considerarse éste como peyorativo y limitante.

Por otro lado el concepto de amor que mencionábamos antes y que, en boca del comercio y el marketing se queda muy corta, merece también unas lineas.

En el Diccionario de Dudas se lee:

La palabra amor proviene del latín amor, amōris. Se emparenta, de este modo, con el verbo latino amāre, del que derivará nuestro verbo amar. La más remota raíz de la palabra amor procede del indoeuropeo am-, que significa ‘madre’, y que también vendría a ser la raíz de palabras como amigo o amistad.

Y también en el sitio mas popular (y a veces superficial) de consulta en Internet, Wikipedia, se lee:

El amor es un concepto universal relativo a la afinidad entre seres, definido de diversas formas según las diferentes ideologías y puntos de vista (artístico, científico, filosófico, religioso). De manera habitual, y fundamentalmente en Occidente, se interpreta como un sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudesemociones y experiencias. En el contexto filosófico, el amor es una virtud que representa todo el afecto, la bondad y la compasión del ser humano El amor puede ser hermoso y doloroso .También puede describirse como acciones dirigidas hacia otros y basadas en la compasión, o bien como acciones dirigidas hacia otros (o hacia uno mismo) y basadas en el afecto.1

En español, la palabra amor (del latín, amor, -ōris) abarca una gran cantidad de sentimientos diferentes, desde el deseo pasional y de intimidad del amor romántico hasta la proximidad emocional asexual del amor familiar y el amor platónico,2​ y hasta la profunda devoción o unidad del amor religioso.3​ En este último terreno, trasciende del sentimiento y pasa a considerarse la manifestación de un estado del alma o de la mente, identificada en algunas religiones con Dios mismo o con la fuerza que mantiene unido el universo.

COMENTARIOS

¿…será…? 

Alguien en un comentario expresa su duda con esta escueta interrogación.  Ignoro cuál es la raíz de la duda pero si nos atenemos a la etimología y definición del concepto AMOR, podemos estar seguros que la respuesta para su comentario es, NO.

«…Amar no es sobreproteger…»

No obstante la respuesta sería SÍ cuando entendemos el amor como sobreprotección, caridad, asistencialismo o capacitismo.

«…en el ámbito institucional…generan ambientes muy estériles de emociones, donde el personal es apático, frío y poco amable. Deshumanizan. no dan amor porque creen que se vuelve vinculante y personal. Y no hablo de dar amor como la definición romántica o afectiva, sino como el amor compasivo, solidario, empático, humano. No dan amor porque consideran que maleducan o pervierten…» 

Han corrido ríos de tinta y bytes que desembocan en un océano de palabras e ideas sobre el concepto del AMOR y sobre las deformaciones culturales e institucionales de éste. Y no es mi intención escribir un tratado al respecto (otro más). Baste decir que en su acepción más pura y filosófica, no sería posible que ese concepto de «afinidad entre los seres…» y que se relaciona con el bienestar del Otro como Ser pudiera provocar algún daño y menos una discapacidad (si hemos entendido que la misma es construida socialmente en interacción con una deficiencia).

Si lo pensamos bien el AMOR no puede producir sufrimiento y una persona con alguna deficiencia o disfunción no lleva la discapacidad dentro (no es algo inherente o consubstancial). Es el sistema el que contamina las palabras por medio de la desinformación, el marketing, la publicidad y del moralismo vacío,  y precisamente por la FALTA DE AMOR…de la tergiversación del AMOR y también por la INDIFERENCIA.

«…El amor entiende, acepta, promueve, posibilita, es apertura… el amor no produce discapacidad, la falta de éste sí…»

Un escrito muy valioso y clarificador puede ser éste de Jidu Krishnamurti. Aquí se los dejo.

Libro recomendado: Amar y Despertar de John Wellwood

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s