La llave pandémica

IMG_20200727_154957

Nota didáctica de apertura: En nuestro país, en la era pre pandémica solamente el uno por ciento de la población tenia acceso a servicios pagados de Salud Mental…Calculen ustedes en la peri y post pandemia…

«… Si yo tuviera la llave de tus ojos cerrados, si yo pudiera inventar cada recuerdo, cada abrazo, si hoy encuentro respuesta y descubro la cura, al final de la historia, no habrá guerras ni armaduras… » Pablo Alborán y Piso 21, La llave. *

—————————————————————————————————————————————–

Las llaves en mi casa están siempre acompañadas por un listón azul.  Todas las llaves.  Como buena casa vieja del centro histórico que le hace honor a la tradición, la puerta de la calle no se abre con cerradura electrónica, ni con tarjeta, ni con mando a distancia. Se abre con una vieja y vulgar llave con listón.

La salida de ayer al supermercado y a la tienda, que es la única salida del mes, fue de lo más interesante.  Si me alejo de las noticias y la cuasi-perpetua pandemia y sus suvenires,  era como cualquier otro día.  Tres treinta de la tarde y las calles medio vacías. Solamente los habitantes de las calles, los de siempre (y pocos), el supermercado con escasos compradores de miradas esquivas y sin asomo de sonrisa en los ojos.

De regreso con mis bolsas “de compra”  y haciendo ejercicio de observación veo una llave en la puerta de una casa con locales comerciales abajo. Digamos como un Portal de la Plaza de Armas de cualquier ciudad de LatinoAmérica, solo que en miniatura.  Bajar las bolsas,  tocar la puerta, esperar… nadie responde.  Veo hacia todas direcciones para asegurarme que nadie me ve y saco la llave tentado a abrir la puerta solo por curiosidad.  Apunto el número de la casa y me llevo la llave sin listón azul.

Tres cuadras y dos medias  de regreso, la parada obligada por la dosis de nicotina diaria: 4 cigarros por cinco quetzales y cancelar la cuenta de fiado con Doña Eva.  Esa es otra costumbre del centro donde en cada manzana hay por lo menos cuatro tiendas bien surtidas y si uno es cliente el fiado es “de ley”.

Al entrar a casa y tras dos horas del ritual peripandémico de cuidadosa desinfección, de  vuelta al trabajo, a los chismes de la “plaza” virtual y a la obligada tanda de capítulos de la serie de turno.  Hasta aquí solo un día más o menos normal.

Hoy 1:30 de la tarde.  Tengo una reunión en el ya célebre zoom (de ahora en adelante cualquier conferencia virtual se llama así).  Se me ocurre que no he comprado la dosis de hoy y voy a salir pero la llave del listón azul no está.  Sin entrar en pánico repaso la última vez que la usé; ayer en la tarde.  La llave no está por ninguno de los recorridos habituales de casa. Reviso la lavadora, las bolsas del super,  las bolsas de mi pantalón de ayer que sigue siendo el de hoy.  Nada. La llave del listón azul no está.  Medio en broma le pregunto a Panda (nombre cariñoso de Pandémica, la cachorra 2/4 o medio labrador aficionada a morder todo lo que encuentra) pero afortunadamente no me responde.

Lo único que encuentro es la llave olvidada en esa puerta ajena y recuerdo que debía ir a devolverla.  Pero la llave enlistonada no aparece.  Decido tranquilizarme y salir con mi llave personal que no tiene listón sino un llavero de cuero de Picanto y Groot.   Salgo a buscar la casa de ayer pero extrañamente no la encuentro.  Estoy seguro que era allí pero allí no es. Pregunto en las vecindades y en la tienda de la esquina (las esquinas están tomadas por las tiendas).  Después de media hora de dar vueltas me doy por vencido y regreso a casa.  Saco la llave, abro cuidando que Panda no salga y cierro; ritual de desinfección pandémica en zapatos y manos y veo que la llave con la que abrí la puerta es la llave perdida sin listón azul…Así mismo.

La pandemia y sus derivados están haciendo de las suyas en la mente.  Es la conclusión que saco y en beneficio de mi salud mental acepto la improbable hipótesis.

Vamos a ver qué pasa mañana.

* Pablo Alborán y Piso 21. Pablo Alboran, cantante español y Piso 21 un exitoso grupo colombiano juntan sus notas para cantar esta canción incluida en su álbum PROMETO, el más vendido en España en 2017 Era Prepandémica.  Un sonido que me recuerda al grupo cubano BUENA FE.

La llave con Pablo Alboran y Piso 21

Un comentario sobre “La llave pandémica

  1. Existe una suerte de innumerables universos que se incomunican para protegernos, pero que no pueden dejar de hacerlo de formas que no interfieran con el equilibrio del espacio y el tiempo. Es casi un juego para quienes no quieren entenderlo, una casualidad para quienes nunca lo entenderán y un enigma para quienes merecen entenderlo. Preciosa historia, para ti seguro un enigma…

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s