Efemerídico (I) 0506:22: ¿es posible lo imposible?

(Originalmente publicado en gAZeta GT) Fotografía de archivo personal: Playa Las Lisas, Santa Rosa, Guatemala 1995.

Pasado

No podemos dejar que el miedo nos defina en este momento. Estamos todos juntos en esto. Vengamos de donde vengamos, sean cuales sean nuestras experiencias, y la única manera de superar esto. Tenemos que decidir quiénes queremos ser. ¿Arremetemos a ciegas, sin importar el riesgo? ¿O procedemos pensativamente, trabajando hacia el futuro en el que queremos vivir? Creo que eso es lo que somos. De lo contrario, no estaríamos aquí.

Burnham, STD, T4

El 22 de mayo pasado se cumplieron 38 años de una hazaña que parecía imposible: el cruce del océano Atlántico desde Santa Cruz de Tenerife al puerto de La Guaira en Venezuela. No en un carguero o petrolero ni en un transatlántico de lujo, sino en una balsa construida con 9 troncos de balsa madre y con la tecnología de hace tres mil años. La ya platicada Expedición Atlantis.

Parece de ciencia ficción, pero no es, aunque quizás lo hubiera parecido a los habitantes de este rincón de la galaxia en los años 40 del siglo pasado. Y por cierto que el 4 de mayo fue el día de Star Wars, que no es ciencia ficción porque:

Las claves del género no son las naves espaciales, los hologramas ni las pistolas que disparan rayos láser (o bláster), sino las consecuencias del impacto de los avances tecnológicos en la sociedad humana. Cómo una posible tecnología futura (explorar el espacio, viajar en el tiempo, la inteligencia artificial, la manipulación genética…) afectaría a la cultura, a la economía, a la religión y a nosotros mismos como especie e individuos.

El 29 de mayo de 1919, confirman la teoría de la relatividad de Einstein y cinco días antes, pero en 1844, se inventa el primer dispositivo para comunicación a distancia: el telégrafo.

Mientras, el 12 de mayo de 2009 se manda el primer mensaje de Twitter desde el espacio. Al mismo tiempo, pero en 1941, Konrad Zuse presenta la primera computadora programable y, cinco días antes pero en 1963, se lanza el segundo satélite de comunicaciones, Telstar 2.

Mayo fue un mes movido en cuanto a tecnología. Pasaron cosas que parecían de ciencia ficción pero ya no lo son. Las líneas temporales se entrecruzan y lo que parecía imposible antes, después se confirmaba como posible.

La tecnología nos ha pasado por encima sin darnos tiempo a acostumbrarnos. Y con ella la información disponible y acelerando las posibilidades de comunicación, tanto que ahora es cada vez más difícil comunicarse de verdad.

Treinta y ocho años hace que cinco expedicionarios se lanzaron al océano después de dos años de preparación y tuvieron tiempo de filmar su extraordinaria aventura. Hoy podemos tomar fotos y transmitir en tiempo real las ocho horas de un vuelo transatlántico, mientras, con suerte, los primitivos navegantes africanos lo habrían hecho en casi dos meses orientdos solo por las estrellas.

Futuro

Dígales que cada uno de nosotros es un individuo. También somos uno como un todo. Nuestras apariencias y experiencias difieren, pero todos buscamos la felicidad, la libertad, la seguridad, la igualdad. Queremos eso para nuestros hijos, al igual que ustedes para los suyos. Hay mucho que nos une.

Rillak, STD T4

Como que hubiese sido ayer pero en 1896, Guillermo Marconi presenta la primera patente de un invento que sería un salto cuasi cuántico en las comunicaciones: la radio. Y un día de junio de 1937, nace el filósofo y sociólogo Ted Nelson, pionero de la informática y creador de Xanadú, un proyecto que pretendía unificar toda la información disponible en un solo documento, ««un docuverso»»: el hipertexto, como este.

El 8 de junio, exactamente tres días después que yo, nace el responsable de que pueda enviar este artículo inmediatamente (y que usted pueda dejarme su comentario), Tim Barnes-Lee, el creador de la world wide web, y al día siguiente, pero cincuenta y seis años, después (2011) la ONU declara el acceso a Internet como un derecho humano.

Un día 10 de junio de 1943, Ladislao Biró, argentino, presenta su patente de ese elemento cuasi olvidado que a veces manchaba el papel y nos obligaba a arrancar la hoja o hacer un dibujito: el bolígrafo, desplazado veintiocho años después por el procesador de textos, inventado por Evelyn Berezin en 1971.

Cabal el 5 de junio, pero hace doscientos setenta años, Benjamín Franklin hace su experimento famoso con el barrilete y la llave en donde demuestra la existencia de la electricidad en las nubes. Conste que no es el inventor de la electricidad, como dicen muchos libros de texto, y ni siquiera el descubridor, puesto que ya los textos egipcios la describían unos dos mil quinientos años antes de Cristo; , posteriormente vendrían, Willian Gilbert y Thomas Browne, y luego Volta, Faraday y Tesla contribuirían finalmente en su desarrollo.

Un 13 de junio hace 94 años nace Martin Cooper, considerado el mero padre de lo que ahora es una computadora de mano con teléfono.

Y aún hay más. Entre mayo y junio sucedieron cosas que, amarradas una con la otra, nos tienen en este momento pegados a un dispositivo electrónico. Por cierto, Mark también nació en mayo y luego, en junio, Vinton Gray Cerf, otro de los «padres» de Internet. Pero también Yoshiro Nakamatsu, «el mayor inventor de la historia», que llegó el 28 de junio y, antes, el 21, Edward Snowden, un héroe o un traidor según quien lo mire, precursos del destape de la información clasificada.

Entre mayo y junio debe haber algo especial… no puede ser casualidad.

Presente

He llegado a creer que los límites que me impongo a mí mismo no me protegen sino que empañan el brillo de mis días.

Saru, STD T4

Para volver al principio, este 25 de junio se celebra el Día de la Gente de Mar.

Hoy revisé mi teléfono y hablé con alguien determinante, encendí la computadora, leí con hipertextos para hacer este artículo, hablé por teléfono con un exalumno en problemas, recordé el cumpleaños de alguien. La red se cayó por unos minutos y no tenía un telégrafo a la mano, pero sí había un satélite arriba que mantuvo la comunicación. Todo está conectado.

Lo que pasó y vaya a pasar tiene que ver, de una forma u otra, con lo que pasa en el presente; con lo que hacemos hoy. Pero hay un punto de quiebre, un punto de no retorno a partir del cual no es posible regresar. Cada evento tiene su momento y la marea de acontecimientos nos empuja a resolver o a enfrentarnos con las consecuencias. De igual forma, todo lo que hacemos o dejamos de hacer, las personas con las que nos cruzamos en la calle o saludamos al pasar en la plaza pública virtual están conectadas con nosotros. Y nosotros con tods y todo. Es lo que llaman las culturas originarias interdependencia.

De pronto, de lo que hagamos o no hoy, depende que lo imposible se haga posible. Quién sabe si una palabra detonará una guerra o salvará algún día y, quizás, alguien llegue a donde nadie ha ido jamás.

Cuando eliminas lo imposible, lo que queda, aunque improbable, debe ser la verdad.

Spock

Banda sonora: https://youtu.be/h8MkYdtU61Y

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s