EDUCANDO PARA MAÑANA: Como escoger el mejor colegio para sus hijos.

look-2840237_960_720

 

Una de las decisiones más importantes que los padres y madres deben tomar es ¿COMO Y DONDE INSCRIBO A LOS NIÑOS EN LA ESCUELA?

 

Los criterios con los que se escogían colegios o escuelas hace 10, 20 o 30 años no funcionan para las necesidades de nuestros niños actualmente.  El modelo educativo y escolar que aún funciona en nuestra sociedad occidental post—moderna está basado en criterios de principios de productividad, competitividad económico—laboral y en valores individualistas de producción y consumo que ya no tienen justificación y utilidad en este momento histórico de la humanidad y mucho menos para un futuro posible más positivo y enriquecedor.

 

Especialmente cuando los niños son pequeños y es su primera experiencia escolar, es importante escoger cuidadosamente en dónde tendrán su primer contacto con la educación institucional.  La primera experiencia escolar será determinante en muchos sentidos y es responsabilidad nuestra como padres procurar que ésta sea lo mas enriquecedora, emocionante y motivadora posible.

 

Muchas veces se escoge la escuela por razones puramente logísticas: “me queda cerca de la casa” o  por prestigio social: “allí van los hijos de nuestros amigos” o por razones publicitarias: “los anuncios son bonitos” o por razones afectivas: “allí estudié yo” e incluso por razones egocéntricas: “yo siempre quise estudiar allí”.  Todas las razones anteriores son válidas siempre y cuando estén acompañadas de otras mas trascendentales como por ejemplo: “los principios y valores del colegio son compatibles con nuestro proyecto familiar” o “los niños son felices allí” o “la metodología es innovadora y favorece el desarrollo integral de mis niños” o mejor aún “este proyecto educativo nos ayuda a educar para mañana”.

 

Lo anterior es un resumen de los criterios por los que los padres buscamos un colegio o escuela para nuestros hijos. Hay criterios y razonamientos válidos y otros más superficiales. Lo importante es tomar la decisión correcta en función de las necesidades de nuestros hijos ya que ellos serán los que sufran o gocen la experiencia y además de ello dependerá si nuestros niños tendrán mejores oportunidades para convertirse en personas equilibradas y felices, que en ultima instancia debería ser el objetivo último de la educación.

 

Repasemos entonces los criterios que deberíamos tomar para tomar la decisión más apropiada:

 

  1. Logística: Para los niños pequeños (entre 2 y 4 años) lo mejor sería un colegio cercano a la casa o que sea de fácil acceso en caso de emergencia.  En nuestro país no existe legislación específica u obligatoriedad sobre cercanía del centro de estudios para los niños pero hay que tomar en cuenta que mientras mas lejos esté el centro educativo más tiempo pasarán los niños en la calle y los riesgos de estrés, cansancio físico, seguridad, etc. serán mayores.
  2. Prestigio social: No siempre lo más popular es lo de mejor calidad. Incluso los criterios de calidad varían de familia en familia.  No necesariamente el colegio al que van mis amigos estará a mi alcance económica o físicamente (o ambas). No se angustie: el mejor colegio para su hijo será en donde se respete a los niños como personas y en donde sean más felices.
  3. Publicidad: No siempre el que tiene mas recursos para publicidad es el que ofrece el mejor proyecto educativo para sus hijos.  Puede haber un pequeño proyecto educativo de barrio con recursos limitados que ofrezca un ambiente educativo óptimo para sus hijos aunque no tenga publicidad masiva.  Recuerde que el papel aguanta con todo. Esté seguro que lo que se ofrece es real en la práctica.
  4. Afectividad: Aunque usted haya estudiado allí, recuerde que eso fue hace algunos años. Todo en la vida cambia, evoluciona (e incluso involuciona). No siempre las cosas cambian para mejorar. Tenga cuidado con sus afectos y emociones: a veces perturban nuestra razón.
  5. Egocentrismo: Aunque usted haya querido siempre estudiar allí y aunque hubiese sido el mejor lugar para usted, no necesariamente es lo que su hija necesita para ser feliz.  Cada niño es un ser único, con necesidades y capacidades muy particulares. Busquemos lo que  EL O ELLA NECESITAN y no realizar nuestros sueños a través de nuestros hijos.

 

Algunas de las razones más trascendentales que podemos tomar en cuenta:

 

  1. Proyecto Educativo: Todos los centros escolares tienen, por ley, que contar con un Proyecto Educativo Institucional o PEI (designación que da el MINEDUC en Guatemala. En otros países puede tener otros nombres pero al final es lo que orienta y organiza el quehacer escolar).  Solicite información sobre el proyecto educativo del centro escolar que usted visite, léalo, reflexiónelo, platíquelo con su pareja e incluso con los niños.  Algunas preguntas que puede hacerse:

—¿ Los principios filosóficos del proyecto son compatibles con nuestro proyecto familiar o son totalmente contrarios?

—¿Los objetivos son realistas y viables o son confusos, fuera de la realidad y fuera del contexto de nuestro país?

—¿El proyecto curricular promueve la formación integral del niño o solamente les preocupan los resultados académicos?

—¿El proyecto educativo es integrador e inclusivo? ¿Permite la integración de todos los niños sin discriminación por ninguna razón? ¿Valora la diversidad? O por el contrario ¿discrimina por sexo, edad, nivel económico, procedencia social, religión, ideología política o habilidades?

—¿La metodología es dinámica, participativa y promueve el desarrollo de la capacidad de pensar y decidir o por otro lado es pasiva, receptiva y se centra en el aprendizaje de memoria?

—¿Enseñan a trabajar en equipo y promueven el trabajo colaborativo en vez de la competencia individual?

—¿Valoran, promueven y facilitan la participación de los padres y de la comunidad en el proyecto educativo?

—¿Se ocupan de la formación de valores en vez de ocuparse en el “aprendizaje” de los valores?

—¿La cultura escolar promueve la disciplina razonada  y las formas dialogadas y participativas de resolución de problemas y conflictos o tienen un ambiente disciplinario rígido, vertical y autoritario?

 

2. Ambiente físico: El ambiente físico es agradable, ecológico y sano. Promueve y cuida la salud física, emocional, afectiva y espiritual de los alumnos? ¿Hay suficiente ventilación, luz natural, áreas de descanso con flores y ambientes verdes limpios y cuidados?  ¿La ambientación (decoración) es positiva, agradable, promotora de relajación, cooperación, comunicación?

 

3. Cultura escolar: ¿Es un ambiente por y para los niños? Cuando uno entra al centro escolar se siente acogido, bienvenido y apreciado. El ambiente está adaptado para los niños y niñas; todo gira en relación a los niños y sus necesidades.  Se ven cosas hechas por los niños. El trato que los adultos dan a los niños es afectuoso y cálido.  Los adultos se muestran identificados con los niños, se agachan para escucharlos, se paran a hablar con ellos, les ponen atención.

 

Quizás el criterio más importante al momento de escoger el colegio o escuela para nuestros niños debería ser: FELICIDAD. Si los niños se ven felices y tienen ganas de aprender cosas nuevas, ¡ese es el mejor lugar para sus hijos!

 

Información importante para tomar en cuenta: http://www.educacionprohibida.com.ar/

http://youtu.be/Z78aaeJR8no

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s